lunes, 27 de mayo de 2013

QUEJÍO




MARTINETE    
                                       
Pasito que voy palante,
pasito que voy patrás;
campanita que no suena,
algún día sonará.

Candilejita de aceite
que se enciende en mi postigo;
pa que alumbre por las noches
a los muertos y a los vivos.












CANTES DE TRILLA

El mulo que me lleva
es el del amo;
pero viene conmigo
cuando lo llamo.
Viene conmigo
porque juntos sudamos
cargando el trigo.
Y por la tarde
al dar de mano,
duerme el mulo en la cuadra
y yo en el grano.









TARANTO

Descalzo.
No compradme zapatitos
que yo quiero andar descalzo;
que yo no quiero ser igual
que tú que llevas zapatos
y no me quieres mirar.

Y mi candil se apagó,
me quedé solo en la mina,
y en la esquina de mi pueblo
tranquilo quedó el patrón
y esa es la rabia que tengo.







BULERÍA                                                                                         
 
El trigo pa los señores
pa ellos las alegrías
¡Compañeros de mi arma!
pa nosotros los sudores.

No tengo yo más remedio
yo no tengo más remedio
que agachar mi cabecita
y decir que lo blanco es negro.









ALBOREÁ                                       

Dame la guadaña
que se ha caio
el jocino viejo
que no me ha servío.
Ay! de los que cantamos,
ay! de los que se fueron,
ay! de los que tienen
zapatitos nuevos.



 

SEGUIRIYA

Salí de mi tierra
me fui con dolor
si hay quien reparta justicia
de mí se olvidó.
Ay! que penita más grande
tengo que callar:
que se me llenan los puños de rabia
si miro pa atrás.

Yo he aprendido en la vida
sin saber leer
que si me faltan las manos
me quedan los pies.

Si nos cortan las manos
aunque nos corten las manos,
                                                          nos quedan los pies.




PETENERA                                                    

Baja los ojos y camina
y no preguntes por na,
que antes de llegar a la esquina
te van a tirar pa atrás.
Qué más da muerto que vivo
si te vienen a llorar
a las rejas de la cárcel
o a la puerta de un penal.
Qué más da muerto que vivo
si te tienes que callar.

Hasta el aire que respiro
me han llegado a mí a quitar;
ábreme la puerta madre
que me voy a desangrar.


Candilejas de mi pueblo
que me quieren apagar,
a mí me falta en la vida
hasta un pedazo de pan;
ayúdame que no puedo
que ya no podemos más.

Y esta es la verdad;
to lo que estamos pasando
las caenas que tienen mis manos
caenas que quiero arrancar.   




Salvador Távora Triano (Sevilla, 1934). Director teatral y compositor; renovador de la escena con el mundo flamenco. Se impregna de los cantes por soleá de “El Papero” y los fandangos comprometidos de “El Bizco Amate” y con estas experiencias creó en 1971 Quejío, estudio dramático sobre el cante y el baile de Andalucía.

Francisco Cuadrado Lagares (Sevilla, 1939). Pintor que formó parte del grupo Estampa Popular, que en Sevilla toma forma con el grupo Sevilla de grabadores, junto a Cortijo y Cristóbal. Desde 1967 a 1978 Francisco Cuadrado se dedica fundamentalmente al grabado sobre linóleo, y difundió su mensaje social por centros culturales y asociaciones populares de España y Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario